¡Hola, amigo opositor!

20140219-082414 p.m..jpg

¿Cómo estás, compatriota? Te saludo de esta manera porque ambos compartimos el orgullo de pertenecer a la misma Patria. Los dos somos de este maravilloso país que desde siempre ha sido precursor de libertad a las naciones y no de injerencia o colonización. Ambos amamos con desenfreno los escenarios naturales de nuestra tierra, así como conocemos el valor histórico de nuestras ciudades y estamos orgullosos de pertenecerle a esta bondadosa nación.

Te hablo a ti y te llamo “opositor”, porque sé que no eres esa persona intolerante a quien llamo con cariño: “escuálido”.

Sé que te preocupas por ser un buen ciudadano, amas Venezuela tanto como yo y quieres lo mejor para ella, tú no eres un “escuálido” para mí.

Un “escuálido”, es quien cree que repitiendo “pero tenemos Patria”, lo hace ser chévere. Es quien piensa que Leonardo Padrón es un genio de la literatura, que Amanda Gutiérrez es una fuente de información fidedigna, que Luis Chataing es un comediante maravilloso, que Gledys Ibarra realmente está desempleada, que Norkys Batista es una actriz censurada por el régimen, pero sobre todas las cosas absurdas y estúpidas, que Álvaro Uribe es el mejor presidente de la historia de América Latina y adora a Venezuela y quiere lo mejor para ella.

Un “majunche”, como también me gusta llamarlos, es quien le deseó la muerte a Hugo Chávez cada vez que tenía una oportunidad, no verifica sus fuentes antes de pasar un mensajito de texto, aquel que no pierde la oportunidad de atacar a sus amigos y familiares chavistas gritándoles consignas opositoras, es quien cree que Estados Unidos entra a los países para darles democracia y Starbucks, que Israel es un Estado legítimo, que antepone los intereses personales a los de la Patria y que no sabe diferenciar mercado de Capital y por ende, juzga de forma burlesca mis objetos y posesiones con marcas que provienen de un lugar a quien ya ellos mismos denominan “el imperio”.

Un “escuálido” repite como loro que los chavistas somos loros y aplaude como foca cuando dicen que los chavistas somos focas, se cree superior, señala a todo aquel que trabaje para y por el gobierno tildándolo de “enchufado“, celebra el año nuevo media hora antes porque vive en un eterno anhelo de volver a la cuarta República -donde según él “éramos felices y no lo sabíamos”-. Su bandera tiene 7 estrellas, su escudo tiene un caballo con torticolis, se niega a llamar “Bolivariana” a la República, calcula todo con tres ceros de más, baila desenfrenadamente “Yo me quedo en Venezuela” de Carlos Baute en una hora loca, sigue comparando marchas a ver dónde hay más gente, toca cacerolas con la misma sartén donde fríe un pollo que compró en Mercal, retuitea todo lo que Nelson Bocaranda coloque en su cuenta, pensó que el gobierno se llevaría sus hijos, odia a Cuba sin razón, todavía hoy toca cornetas al ritmo de “Ni un paso atrás”, cree que hubo fraude en las 19 elecciones a las que hemos ido y sin embargo; vuelve a votar. Se cose la boca, siente que decir “Yo soy Polar” lo hace socio de esta multimillonaria empresa y lo peor: votó convencido de que Manuel Rosales era la salida o peor aún, que Henrique Capriles era la salida.

Sé que tú admites que los candidatos opositores por los que has votado, no dan la talla, pero quieres un cambio porque simplemente no simpatizas con el chavismo y varias de sus políticas. Sin embargo, reconoces los logros que ha tenido la Revolución en materia social, pero sigues enfrascado en que en materia financiera hemos fracasado. Quizás estemos atravesando un tiempo de recesión económica inevitable; sin embargo, a pesar de todos los problemas que hemos enfrentado, este año volvimos a ser la cuarta economía más grande de América Latina. Tampoco olvides que en la última década, logramos reducir los niveles de pobreza del 54% al 27.4% y la pobreza extrema se redujo del 25,1% al 7,3% estimando que para el 2016 logremos erradicarla por completo.

Sé que ambos estamos impresionados de que una protesta termine en violencia porque uno de los líderes más radicales y malcríados del partido de ultra derecha conocido como “Voluntad Popular”, haya hecho un llamado totalmente fuera de las bases constitucionales establecidas en nuestra República, donde considera que la gente debe estar en las calles hasta que el presidente renuncie. Los dos sabemos que para salir de un gobierno en Venezuela, es necesario hacerlo a través del sufragio o un referéndum revocatorio. Ambos entendemos que la llamada “salida” no es constitucional y que cuando se inician agresiones y situaciones violentas, los cuerpos de seguridad tienen que hacer su trabajo, es decir: poner orden. Es obvio para cualquier persona, que los organismos del Estado deben cuidar que el caos y la anarquía no se apoderen de las calles. Ninguno quiere más muertos, menos si son compatriotas. Queremos vida y paz. Tanto tú como yo, estamos cansados de que se tranquen las autopistas, quemen plástico, basura, cauchos, colchones entre otros objetos. ¿Acaso agredir instalaciones gubernamentales, destruir plazas públicas, quemar unidades del CICPC y CANTV, arrojarle piedras a unidades del Metrobus y el BusCcs, así como destruir estaciones del Metro de Caracas, hará renunciar al presidente Maduro? No me parece sano haber secuestrado una gandola de gasolina y espicharle los cauchos en plena autopista a pocos metros de unas hogueras desenfrenadas, alegando que ante cualquier eventualidad, “explotarían todos por la libertad“. Sí, no estaba accidentada como seguramente creías, fue intencional. Sé que la conducta pirómana, sirve como un alivio a situaciones de vacío existencial, aburrimiento, frustración, rabia o deseo de protagonismo, pero estamos poniendo en juego no solo la salud de nuestros pobladores, sino la paz en nuestro país.

Yo sé que tú sí entiendes que eso es un importante retroceso para la oposición. Hasta abril del año pasado, el chavismo ganó con cerca de 250 mil votos de diferencia, cuando meses atrás la brecha era de más de un millón y medio. Ambos sabemos que quizás esta actitud neofascista que ha tomado la oposición, desligue a estos votantes que alguna vez los tuvieron como opción y ahora vuelvan a nuestras filas.

Al igual que tú, creo que la salida es democrática y te juro que aceptaría otra opción distinta al chavismo si alguna vez ganaran unas elecciones. De hecho, mi gobernador es opositor, y como tú bien entiendes no está haciendo su trabajo, sin embargo respeto su mandato porque fue la decisión de la mayoría. Yo te aseguro que si ganaran unas presidenciales, sería un buen opositor como lo eres tú en este momento.

Amigo opositor, el respeto y la tolerancia tienen que seguir siendo nuestro compromiso. Por favor, deslígate de esos grupos agresores y sigamos luchando por un mejor país, compatriota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s